Latinoamérica en Kangoo

Mi vida de viajes comenzó en el 2016.

Si bien siempre me gustó viajar, ese fue el año donde hice mi primer viaje largo.

Después de haber encontrado de casualidad en una revista la historia de unos viajeros que recorrían Ushuaia-Alaska en una limusina de 5 metros de largo, algo en mi cambió.

Volví a mi casa directo a googlear y ahí descubrí UN UNIVERSO.

El Universo de los viajeros y los viajes. No eran los únicos los de la limusina, había muchos, muchísimos más.

Así fue como leer sobre viajes, viajeros y lugares se convirtió en mi pasamiento preferido. Estaba horas leyendo y leyendo. Me compré el libro de los Zapp y me lo terminé en cuatro días.

Cuando  lo terminé, librito en mano salí al patio de mi casa y le dije a mi novio de ese momento “quiero que viajemos por América sin límite de tiempo”. Me dijo “Estásloca” y siguió con lo suyo.

Así corta, yo que ya soñaba y me veía recorriendo Bolivia, conociendo el Machu Picchu, playas paradisiacas, aventuras en la selva, y más. Todo se vino abajo. Y me largué a llorar como un niñx.

R no lo podía creer, hablamos un poco, le expuse mi punto de vista, y con el tiempo se fue entusiasmando.

El 6 meses ya teníamos la kangu lista para salir. Armamos los muebles nosotros mismos, compramos las cortinas, colchones, anafe, conservadora y un par de cosas más y salimos.

Teníamos 2 meses para recorrer, por cuestiones que pasaron, no pudimos salir sin límite de tiempo, pero la idea de viajar por dos meses por América, sin un itinerario establecido, me parecía más que genial.

Así fue como primero recorrimos el Norte Argentino, Bolivia, Perú, Ecuador y parte de Colombia, hasta Cali, donde tomamos un vuelo por una aerolínea nacional para conocer el caribe colombiano.

A la vuelta pasamos por Chile y volvimos a casa, casi 60 días después.

El día siguiente al que llegamos, la kangú dijo basta  (después de llevarnos y traernos por más de 16000 km sin ningún problema) y quedó parada en la calle mientras hacía los mandados.

No fue nada grave, en el día el mecánico puedo arreglarla, y aún la tengo en casa.

Fue un viaje relámpago pero me sirvió para aprender muchísimo y para darme cuenta que eso era lo que más quería en la vida. Viajar, tener un trabajo o varios que me permitan tener tiempo para hacer lo que me gusta, no depender de un horario fijo, ni de los 15  días de vacaciones.

Quería probar comidas distintas a las que comía en casa, conocer gente que viva distinto, asombrarme con paisajes, vivir con incertidumbre, no saber que iba a ser de mi vida en 1 semana, aprender a que era posible vivir de otra manera.

Fue así como a la vuelta se empezó a gestar el próximo  viaje, esta vez en un vehículo más grande y sin límite de tiempo.

Acá les dejo la lista de preguntas frecuentes que me hacen sobre este viaje, si tienen otras, las pueden dejar en los comentarios y con gusto les respondo.  

¿Cómo me aseguraba que las rutas eran aptas para la kangú?

Una de las ventajas de a kangú es su tamaño (también es una desventaja para otras cosas), así que las rutas que están preparadas para vehículos  normales, se pueden recorrer tranquilamente con la kangú. 

Las Yungas Tucumanas, una de las primeras paradas

¿Cómo elegir el lugar para pasar la noche?

Una aplicación súper recomendada para esto es Ioverlander. Acá están todos los lugares, recomendados o no recomendados por viajeros para dormir. Además también podés encontrar referencias o fotos de cada lugar.

Y no solo de lugar para dormir, también para comer, tiendas, laverrap, peajes, estaciones de servicio, veterinarios, mecánicos, bancos, lugares turísticos y mucho más.

La Kangoo en todos los paisajes

¿Cómo está armada la cama?

La cama está armada sobre el mueble, y tiene 4 colchones que entran a presión para que no se desarme.

El mueble mide justo lo que mide la parte trasera de la kangú y además tiene una madera, que se levanta y de esa forma se alarga más la cama.

Para poder levantar la madera, es necesario reclinar los asientos hacia adelante.

¿Qué modelo sugerís comprar?

La mía es una Renault Kangú modelo 2008.

Sugiero no comprar un modelo muy viejo.

Por las rutas de Ecuador

Recorrido

Acá le dejo un enlace con el recorrido de ida:

Aislamiento

Considero muy importante el tema del aislamiento, por varios motivos:

  • El clima: hay lugares donde hace mucho frío  y el aislamiento ayuda un montón.

  • El ruido: si aislás tu camioneta, casi no vas a escuchar los ruidos de afuera.

  • El tema de la condensación: si no está aislada, cuando haga mucho frío, además de eso, tu respiración va a condensar en el techo de la camioneta y va a gotear. Parece una exageración, pero pasa después de unas cuantas horas durmiendo en la camioneta con temperaturas muy bajas.

En mi caso, llevé la Kangú a la famosa calle Warnes de Bs As, y en un día me la aislaron con alfombra, quedó hermosa y muy prolija.

¿Tuvieron problemas en algún lugar para que le carguen combustible?

En el único país que tuvimos inconvenientes fue en Bolivia.

Te pueden pasar dos cosas: que no te quieran cargar por que tenés una patente extranjera, o que te quieran cobrar el combustible tres veces más.

Pero no te asustes,  no en todas las estaciones de servicio es así. También podés arreglar un el empleado un precio o darle una colaboración, o podés hacerte amigo de un boliviano y que te cargue en un bidón.

Conociendo en océano Pacífico

Presupuesto para el viaje

Como siempre lo digo cuando me hacen una pregunta, es MUY SUBJETIVO el presupuesto.

Depende de muchísimas cosas: la velocidad del viaje, a donde vas, que entradas pagas, que te gusta comer, tus gustos, y muchos otros factores.

Este es el presupuesto de este viaje en particular, que nada tiene que ver con el presupuesto del segundo viaje, que fue en la Peugeot Boxer y a otra velocidad.

En este viaje NO TRABAJAMOS, o sea, no generamos dinero, salimos con ahorros que teníamos, porque era un viaje donde queríamos disfrutar y experimentar.

Nos dimos muchos gustos y pagamos entradas y excursiones.

El presupuesto de este viaje, de Bs As a Cali, ida y vuelta, con pasajes aéreos a Cartagena incluidos, alojamientos, comidas, peajes, entradas, excursiones, todo, fue de $60000 para dos personas.

En ese momento el dólar estaba a $12, así que serían unos uSd 5000.

Repito, fue en este viaje en particular.

De hecho, en el segundo viaje que duró un año gastamos poco más de 5000 uSd, para que vean la diferencia.

Llegando a la frontera colombiana

SI TENÉS PREGUNTAS SOBRE ESTE VIAJE, DEJALAS EN LOS COMENTARIOS ASÍ LAS PUEDO AGREGAR A ESTE POST .

Deja una respuesta